lunes, 24 de abril de 2017

Guardianes del aire: peruanos harán mapa de contaminación ambiental del país

¿Alguna vez se ha preguntado en qué zona del país se respira el aire más contaminado? Para responder esta interrogante los ingenieros de qAIRa, una starptup peruana recientemente premiada en una competencia de emprendimientos en Suiza, crearán con la ayuda de drones el Mapa de la Contaminación del Aire en el Perú.

Para Mónica Abarca y Carlos Saito, co-fundadores de qAIRa, un emprendimiento innovador que nació hace dos años en las aulas de ingeniería mecatrónica de la Pontificia Universidad Católica del Perú, este es un problema silencioso que se debe afrontar lo antes posible.

Agua y libertad

Por: Jorge Chávez Alvarez

Presidente Ejecutivo de MAXIMIXE 
Una tesis que rige al menos en la Vía Láctea, reza que donde hay agua hay gente y donde hay río hay ciudad. En el planeta Tierra hay vida porque hay agua; así de simple. Podría decirse también que donde hay agua limpia hay libertad; libertad para vivir saludablemente. Sin embargo, se trata de un recurso cada vez más escaso, al punto que la demanda mundial de agua dulce se duplica cada 20 años, a un ritmo mayor al doble que el crecimiento de la población. Hoy por hoy unos 400 millones de personas carecen de agua potable y cerca de 3 mil millones no cuentan de un sistema de saneamiento adecuado. Agua hay, pero está mal administrada y se despilfarra.

El 20% de agua renovable del mundo proviene de la cuenca del Amazonas, por lo cual siendo el Perú la cabecera de dicha cuenca, debería tener una de las asignaciones de agua dulce per cápita más elevadas del mundo; unos 3 mil 100 metros cúbicos al año. Sin embargo, aquí más de 2 millones de hogares carecen de agua potable y más de 3 millones no cuentan con servicio de alcantarillado.
En Perú se da la tremenda paradoja de ser un país muy rico en fuentes de agua dulce, que alberga amplias poblaciones que padecen efectos catastróficos de recurrentes sequías y huaycos. Todo el tiempo volvemos a fojas cero tras un fenómeno del Niño y, lo que es peor, mantenemos incólume nuestro deporte nacional de hacer de las cuencas de nuestros ríos y lagos virtuales vertederos de basura, desagües de minas, vertidos de mercurio de minas de oro, aguas residuales y residuos agrícolas e industriales, sin un previo tratamiento de ningún tipo.

El lago Titicaca es uno de los casos más críticos. Acabo de visitarlo y da pena comprobar su elevado nivel de contaminación por causa de la afluencia de aguas servidas, residuos sólidos y residuos mineros. La bahía interior de Puno cuenta con aguas contaminadas por las descargas de aguas servidas de la ciudad de Puno sin tratamiento adecuado. La contaminación orgánica y bacteriológica es un problema agudo en varias zonas de la cuenca, así como la contaminación física y química derivada de la actividad minera, por la presencia de metales pesados (cadmio, plomo, mercurio, níquel, cobalto, cromo y arsénico).

Curiosamente, las comunidades indígenas tienen mejores prácticas para evitar la contaminación del lago y ejercen una presión positiva a través de denuncias por inacción de las autoridades municipales y de saneamiento frente a la contaminación. No obstante, las poblaciones Uru que viven en islas flotantes de totora consumen el agua del lago sin ningún tipo de control sanitario.
Incluso en Lima -ciudad capital- se pierde 30% del agua potable por deficiencias de las redes de Sedapal, mientras en el resto del país se pierde el 40%. El 20% de la población limeña se abastece de agua potable recogiéndola y transportándola en cubos por sus propios medios, con alto riesgo de contaminación, llegando a pagar 3 dólares por metro cúbico, mientras el 80% paga 30 centavos por metro cúbico.

Llegó la hora de hacer una reforma integral del agua. Una reforma que garantice la provisión de agua limpia y saneamiento al 100% de los peruanos. Una reforma que desarrolle un sistema integral de tratamiento de residuos sólidos. Una reforma que detenga la minería ilegal y sancione drásticamente los actos de contaminación de los ríos y lagos. Una reforma que recupere la cultura tradicional de las poblaciones indígenas Aymara y Uru para aprovechar sus técnicas ancestrales de uso racional del agua. Una reforma que convierta a las empresas públicas de saneamiento en sociedades mixtas con accionariado difundido. Una reforma que asigne a los mejores profesionales en sus directorios y gerencias. Una reforma que atraiga la inversión privada en la construcción y operación eficiente de plantas de tratamiento, en la gestión eficiente de las cuencas de los ríos, y en la lectura exacta de los medidores domiciliarios. Una reforma que cobre precios justos por el uso del agua, para evitar el despilfarro y fomentar la racionalidad de su uso. Sólo con una reforma así, los peruanos podremos ser verdaderamente libres y dejará de haber peruanos de primera, segunda y tercera categoría.

http://alertaeconomica.com/agua-y-libertad/

domingo, 23 de abril de 2017

Estudios relacionan uso del tecnopor con el cáncer

Miles de personas trasladan a diario sus alimentos en envases de tecnopor, lo que usted no sabe es que este material, aparentemente inofensivo, podría perjudicar su salud.

Las investigaciones internacionales aun no determinan una estricta relación causa - efecto entre el tecnopor y las enfermedades cancerígenas. Sin embargo, está demostrado que el calor sería el responsable de activar las sustancias que resultan tóxicas para el organismo.

Su excesiva demanda no solo está afectando a los seres humanos, también a los animales y al medio ambiente. Para degradarse el tecnopor tarda más de 500 años, además son formas indirectas que siguen perjudicando nuestra salud pues rompen el equilibrio del ecosistema.

Piura: Chikungunya amenaza a la región tras rebrote

Las fuertes lluvias han vuelto a formar los criaderos del zancudo transmisor del mal en el distrito de Los órganos, en Talara.



El zancudo Aedes aegypti transmite el chikungunya, el dengue y el zika.

El jefe del área de Inteligencia Sanitaria de la Dirección Regional de Salud de Piura, Edwar Pozo, reveló que se ha producido un rebrote de chikungunya en el distrito de Los Órganos, en Talara, por la propagación del zancudo transmisor del mal, que también transmite el dengue y el zika.

“Habíamos realizado acciones de control y los casos habían descendido, pero se han presentado lluvias permanentes en esa zona. Estas precipitaciones han vuelto a producir criaderos de zancudos. Tenemos un rebrote en Los Órganos”, sostuvo.

Pozo señaló, además, que la enfermedad también se ha expandido a Máncora (Talara), Tambogrande (Piura) y Sullana. “Las condiciones son propias para la reproducción del vector. Después de un periodo lluvioso intenso quedan los recipientes con agua (donde los mosquitos almacenan sus huevos)”, precisó.

El especialista también explicó que esta enfermedad es “muy explosiva en su transmisión”. Asimismo, advirtió que “lo más peligroso es que los pacientes con chikungunya quedan con una secuela de dolor articular hasta por años”.

En lo que va del año se han reportado 47 casos confirmados con el mal y unos 200 probables en el departamento.

El rostro bueno de ‘El Niño costero’: reservas de agua y más bosques

No todo es tragedia. A diferencia de un año con lluvias normales, lo que deja el evento que está terminando es una reserva adicional de 500 millones de metros cúbicos de agua. Habrá más pastos, más árboles frutales y mejores cosechas.

monte verde. Muchas zonas de Piura lucen un verdor poco habitual. Lomas y llanuras secas ahora están cubiertas de pastos y arbustos. La tierra húmeda anuncia una buena cosecha. Foto: Luis Centurion/La República

Con un saldo hasta ahora de 114 víctimas mortales, más de 185 mil personas damnificadas y unas 242 mil viviendas afectadas o inhabitables, 'El Niño costero' ha sido considerado uno de los más destructivos de las últimas décadas.
Pero ¿puede dejar aspectos positivos al país?
Aunque no lo parezca, el evento climático sí ha traído beneficios, más allá de la oportunidad de llevar a cabo una reconstrucción responsable.

Reservas de agua

Recordemos. Antes del inicio de las lluvias propias del fenómeno climático, los reservorios del país, sobre todo en el norte, presentaban un preocupante desabastecimiento por un déficit de lluvias.
Así lo recuerda el ingeniero Freddy Flores, de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).
"La cosecha estaba en peligro. Cuando ya se produjeron las lluvias, los embalses empezaron a llenarse. La mayoría de ellos hoy garantizan el riego y la cosecha grande que empieza en diciembre. En la zona de costa, los agricultores manejan lo que se conoce como campaña chica, la de medio año, esta también está asegurada", afirma.

frutos. La producción de banano orgánico, limones y mangos será abundante este año y el siguiente debido a las lluvias, señalan algunos expertos. Foto: Luis Centurion/La República

Flores recuerda además que el objetivo de tener embalses llenos es para tener agua en los meses en que no hay precipitaciones, como ocurre de mayo a noviembre.
"Gracias a 'El Niño costero' tenemos una reserva de agua hasta diciembre, que es el mes en que empieza nuevamente el ciclo de lluvias de estación", asegura el técnico de la ANA.
Por su parte, el ingeniero Ángel Manero Campos, director general agrícola del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), afirma que la campaña 2017-2018 se va a beneficiar debido a que todos los reservorios están llenos.

500 mllns de m3 extras

"Esto significa 500 millones de metros cúbicos adicionales de agua con los que contamos, a diferencia de un año con lluvias normales. Alcanza para darles agua a por lo menos 100 mil hectáreas", sostiene Manero Campos.
Explica también que esta situación permitirá, por ejemplo, que el 2017 sea un año excepcional en materia de producción de arroz, porque este cultivo va a poder incrementarse hasta en un 30% y, de manera paralela, se van a beneficiar los nuevos proyectos de agroexportación que se han desarrollado en Piura, los que en los últimos años estaban sufriendo justamente por falta de precipitaciones pluviales y reservas.

Recarga de acuíferos

Otro aspecto favorable aunque poco percibido por su naturaleza es la recarga de acuíferos.
"Usted sabe que el agua subterránea es un recurso adicional que tienen los valles para irrigar, recurso que es aprovechado mediante el uso de pozos tubulares. En Ica, la recarga de los acuíferos estaba deprimida, incluso se hablaba de un descenso veloz de los mismos. Ahora esas aguas de lluvia se han filtrado y han recargado los acuíferos", sostiene Freddy Flores.
Y para conocer justamente el nivel de la recuperación, la ANA realizará a partir de ahora estudios para poder definir con precisión a qué profundidad se encuentra la napa freática en distintas zonas del país donde hay reservas subterráneas.

40% más de bosques

Otro elemento positivo se ubica en el sector forestal. Gracias a las lluvias, los bosques han recuperado su vitalidad.
"Luego de un periodo de ausencia de lluvias fuertes de 19 años (el último fenómeno 'El Niño' se produjo en 1998), muchos de los árboles presentaban debilitamiento por estrés hídrico, pero ahora están nuevamente reverdecidos", afirma el ingeniero Juan Otivo Meza, administrador técnico forestal del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) de Piura.

"La cobertura vegetal del bosque seco se ha incrementado, estoy refiriéndome a un incremento del 40%, eso significa que hoy existen más piezas arbóreas. También hay más pasto, eso es muy positivo para la población que depende de este ecosistema. Son cerca de 40 mil familias que viven directamente de su aprovechamiento, dedicadas a la ganadería o producción de derivados", sostiene.
Al haber bosques verdes, estos van a contribuir a la economía de las familias. La cadena productiva es así: más árboles, mayor floración, mejor producción apícola y más miel y derivados, por citar un ejemplo práctico.

producción. La cosecha de productos que demandan agua, como el maíz amarillo y el arroz, está asegurada en el norte del país.

Otivo Meza dice que los bosques de algarrobo van a mejorar al tener más frutos como son las algarrobas. "Habrá más vainas (frutos) que servirán para el forraje o para hacer algarrobina, que es una de las actividades principales de la gente que vive cerca del bosque seco de Piura", señala.
Este mismo panorama se replica en los bosques secos de Lambayeque y La Libertad.

La especie que más se regenera es el algarrobo, en menor proporción el faique, el aromo, zapote y charán.
El Serfor Piura pudo realizar reforestación inducida en algunas zonas del departamento. Así, hoy en Sechura hay 2 mil 500 hectáreas reforestadas con sus primeros resultados.
"Ahora estamos realizando un programa para recuperar 20 mil hectáreas de zonas degradadas con fondos que nos serán entregados por parte del Minagri", informa Juan Otivo.

Producción reactivada

Viéndolo así, 'El Niño costero' es una oportunidad para el país. No solo permitió reforzar los lazos de solidaridad entre los peruanos, también hizo posible que el Estado demuestre su capacidad para reactivar la productividad del país.
De momento se han dado algunos primeros pasos: se ha aprobado la entrega de un bono de emergencia agrario de mil soles por hectárea a cada productor afectado, también un programa de cultivos temporales que mediante la dotación de insumos va a desarrollar 10 mil hectáreas.

Existe un programa de mejoramiento de plantaciones de frutales como banano, limón, palta, entre otros, para activar la producción de 7 mil 500 hectáreas afectadas.
No todo ha sido malo. 'El Niño costero' ha traído lecciones que deberán ser aprendidas y aprovechadas.

http://larepublica.pe/impresa/sociedad/868320-el-rostro-bueno-de-el-nino-costero-reservas-de-agua-y-mas-bosques

miércoles, 19 de abril de 2017

Callao; Siembran bosques de algarrobo desde las aulas [INFORME ESPECIAL]

El algarrobo es la planta que se ha convertido en una excelente alternativa de cultivo para las zonas afectadas por el fenómeno del Niño Costero. Los expertos afirman que este árbol, además de tener un gran número de beneficios, podría evitar futuros desbordes.
Los frutos del algarrobo, de fácil cultivo, son un alimento recomendado por los especialistas. Estos pueden ayudar a prevenir enfermedades, sobre todo en los niños.

El profesor Víctor Bustamante de comunicación de la institución educativa Callao enseña a sus alumnos las técnicas para el sembrado y cuidado de estas plantas en los viveros. “Se ha logrado cultivar más de 10 mil plantas de algarrobo dentro del vivero del colegio”, contó.
Esta es la huella que está dejando el docente en sus estudiantes: la importancia de sembrar árboles y reforestar los bosques de nuestro país. Un ejemplo que debe ser replicado por otros colegios y la población en general.